Empezamos a hacer dieta y ejercicio, queremos resultados para vernos bien, pero es importante estar conscientes de nuestros hábitos, así prevenimos el fracaso en nuestra dieta.

Todos tenemos nuestros platos favoritos, pero no es necesario eliminarlos completamente de nuestra dieta; comer en porciones y escoger los alimentos que nos dejarán sintiendo satisfechos es fundamental para el éxito.

Con los siguientes consejos te ayudamos a no caer en la tentación.

 

Carbohidratos saludables. Es muy probable que en tu próxima comida consumas algún tipo de harina. Las harinas adecuadas pueden ayudarte a sentir más lleno y satisfecho. Por otra parte, las harinas procesadas tienen altos contenidos de azúcar y químicos que pueden dañar tu metabolismo convirtiéndolo lento. Elige panes, pastas y arroces que contengan carbohidratos saludables y altos en fibra; los más conocidos son: el maíz, la avena, la quinoa, los frijoles, arroz y pastas integrales.

 

Grasas saludables. Las grasas saludables son excelentes para la absorción de nutrientes. Algunos de los alimentos que debes añadir a tu lista de compras son:el salmón, las nueces, el aguacate y el aceite de oliva. Seguramente ya consumes estos alimentos, todas estas opciones son alternativas excelentes para las meriendas y comidas.

 

Come antes de salir. Si vas a ir a una fiesta o actividad donde sin duda habrá distintos alimentos que puedan sabotear tu progreso, evítate un problema. Cocina y come en tu casa, de esta manera cuando te ofrezcan comidas o bebidas altas en grasa y azúcar no te verás tentado por el hambre; un hombre preparado vale por dos.

 

Cambia el refresco por agua.El refresco tiene una gran cantidad de azúcares, carbohidratos y sodio. Entiendo que te encante el refresco, o de vez en cuando escojas la alternativa con “cero calorías”, pero es peor consumir químicos dañinos y sabores artificiales que tomarse un vaso de agua.Adapta tu paladar para que tengas preferencias refinadas a la salud y efectividad de tu dieta.

 

Cocina en casa. La comida de mamá siempre será la mejor opción; a ella no le gustaría que escogieras comida chatarra antes que la comida de casa. Si has crecido con una gastronomía deliciosa y variada, te resultará fácil prepararte un platillo con nutrientes, esto te ayudará a la pérdida de peso, a sentirte satisfecho y al mismo tiempo ahorrarás algo de dinero.

 

Toma en moderación o elimina las bebidas alcohólicas. Procura que cada que tomes una bebida alcohólica, bebas además un vaso de agua para ir digiriendo el alcohol poco a poco. Nuestro cuerpo procesa el alcohol de una manera distinta a la comida, por lo tanto, es mejor mantener los buenos hábitos de tu dieta, en resumidas cuentas, evita el alcohol.

 

Haz ejercicio con tus amigos. Tendrás más éxito si cuentas con apoyo de tus amigos. Si se te hace un poco pesado ir a correr todos los días, busca un amigo o amiga con las mismas metas que tú para que te resulte más fácil hacer ejercicio. Invéntate un partido de fútbol, un juego de tenis o vete a la playa a jugar voleibol playero.

Resultado de imagen para correr con hombres

Y ¿tú qué haces para no joder tu dieta?