El pasado mes de junio se celebró el #GlobalWellnessDay. Uno de los temas centrales en éste fue la felicidad. Te invito a que te unas a este mini reto de felicidad… ¡es muy fácil!. Hay una actividad por día que tienes que cumplir, y puedes empezar cuando tú quieras.

Mini reto de felicidad.

Día 1- Reúnete con viejos amigos

Contacta a un amigo que hace mucho no veas y organízate un plan con él o ella: pueden ir a cenar, por un café o cualquier cosa.

Día 2- Prueba algo nuevo

Toma a una clase de prueba de alguna actividad que siempre hayas querido intentar, pero no te habías dado el tiempo. Te doy algunas ideas: yoga, baile, meditación, canto, literatura, natación o pintura.

Día 3- Sal a caminar

Sal a pasear por lo menos 30 minutos. Lo ideal sería en un parque, pero si ninguno te queda cerca, hazlo cerca de tu casa. Si te gusta la música llévate tus audífonos.

Día 4- Ponte a cocinar

Seguro hay algo que te guste mucho y que sea sano, prepáratelo… vas a darte cuenta que si lo preparas tú, te lo vas a comer con mucha más satisfacción.

Día 5- Haz una obra buena

Hoy toca compartir. Puedes hacer una gran acción compartiendo, puede ser que le lleves algo de lunch a un compañero de trabajo, que regales botellitas de agua a las personas que veas pidiendo dinero en la calle, que le enseñes algo en lo que eres bueno a alguien o que le hagas un favor a algún familiar o amigo.

Día 6- Practica mindfulness

Dedica al menos 5 minutos para practicar mindfulness y consentir a tu mente; puedes buscar apps o videos con ejercicios guiados.

Día 7- Rescata un hobby

Hay muchas actividades o hobbies que nos encanta hacer, pero los hemos dejado olvidados en un cajón por vivir tan ocupados. Agarra tu balón de fut, ponte a tocar tu instrumento favorito, dibuja, saca tus juegos de mesa o lee tu género favorito.

Puedes intercalar las actividades según lo que se te acomode mejor. ¡Espero que disfrutes mucho este mini reto!

“La felicidad humana generalmente no se logra con grandes golpes de suerte, que pueden ocurrir pocas veces, sino con pequeñas cosas que ocurren todos los días.”

Benjamín Franklin