A veces creo que le hemos perdido admiración a los poderes curativos y nutritivos de la naturaleza. Hemos dejado de creer en ella, pero en realidad es lo más puro, inalterado y autentico. Normalmente podríamos vivir de lo que nos brinda la naturaleza, sin alterar o empobrecer los recursos a través de procesos artificiales. Este mes quiero acercarte a que conozcas los poderosos impactos nutricionales que pueden tener algunas hierbas y plantas en tu organismo.


1. Jengibre

  • Su sabor es fuerte y picante pero también lo es su efecto. Estimula la circulación, la transpiración, ayuda a aliviar dolor y calambres, calma espasmos musculares, náuseas, vómitos y tos, y además estimula el sistema digestivo.  
  • Si comiste algo pesado puedes hacer una infusión de jengibre, ya sea fresca o en polvo, y te ayudará a combatir la indigestión.
  • Para el dolor de garganta mastica un pedacito de jengibre. ¡Es como tocar el cielo! Te lo juro.
  • ¡Es buenísimo para los mareos! Yo soy pésima para subirme, por ejemplo, a lanchas de pesca, y ahora cada vez que me subo a una, como un poco de jengibre y listo. Aguanto todo el viaje.  


2. Aloe vera o sábila

  • Después de excederme tomando el sol, lo primero que se me viene la mente es untarme aloe vera en la piel, pues una de sus propiedades es el hidratar, cicatrizar y calmar. Lo que hace en la piel es hacer una película calmante y protectora contra las quemaduras e irritaciones.
  • También se puede utilizar en picaduras de insectos o infecciones por hongos.


3. Ajo

  • Es una de las especias culinarias más populares por su sabor y aroma característicos. El ajo tiene un potente efecto desintoxicante, antibiótico, desparasitante, antifúngico y beneficios para el sistema cardiovascular.


4. Perejil

  • ¡Puedes seguir echándole perejil a tu comida! Masticar perejil refresca tu aliento y combate el olor del ajo.
  • Además, el perejil facilita la digestión y tiene un efecto diurético, así que puede tomarse para la retención de líquidos.


La naturaleza esta tan sabía que nos tiene una solución para cada situación. No por nada todos los conocimientos y orígenes de las cosas que hoy tenemos están basados en ella. Fluir junto con la naturaleza nos lleva a una vida más saludable y más orgánica.   


Quédate al pendiente para seguir aprendiendo sobre los sorprendentes efectos y propiedades que nos ofrece la tierra.