Estamos en la Semana Mundial de la Lactancia Materna por lo que es un buen momento para hablar sobre los beneficios que tiene en nuestros bebés y de algunas cifras importantes que debemos tener en cuenta.

De acuerdo a la OMS, se calcula que a nivel mundial:

  • 155 millones de niños menores de 5 años tienen retraso en el crecimiento en 2017
  • 52 millones tienen un peso menor de acuerdo a su tamaño o presentan sobrepeso
  • Solamente el 40% de bebés de 0 a 6 meses son exclusivamente alimentados con leche materna.
  • Aproximadamente 2.7 millones de niños mueren al año debido a la desnutrición

Esto debido principalmente a una mala alimentación.

Los dos primeros años de vida de un niño son particularmente importantes ya que una nutrición adecuada durante este periodo reduce la tasa de mortalidad y de obesidad, así como las enfermedades crónicas y contribuye a un mejor desarrollo integral.

Las ventajas de la lactancia son muchas:

La leche materna está llena de vitaminas, minerales y grasas que nuestro bebé necesita, lo protege contra infecciones gastro-intestinales, proporciona defensas y energía, mejora el desarrollo, reduce la tasa de sobrepeso y obesidad, incrementa el IQ y la atención del niño y podría salvar al año la vida de 820,000 niños menores de 5 años.

¿Cómo debe ser la lactancia?

  • Exclusiva durante los 6 primeros meses de vida.
  • A partir de los 6 meses se deberán comenzar a introducir los alimentos sólidos que recomiende el pediatra y continuar paralelamente con la lactancia materna hasta la edad de dos años.

La leche materna es una fuente importante de energía y nutrientes para los niños entre 6 y 24 meses.  Puede proporcionar la mitad de los requerimientos energéticos de los niños entre 6 y 12 meses y un tercio entre los 12 y los 24 meses.

La lactancia prolongada contribuye también a la salud de las madres porque disminuye el riesgo de cáncer de seno y de ovarios, ayuda a perder peso y podría favorecer el espacio entre los embarazos ya que una lactancia de 6 meses tiene repercusiones hormonales que a menudo interrumpen el periodo.  Es un método natural pero no infalible así que no lo consideren como un método anticonceptivo.

Si trabajas, puedes sacarte la leche manualmente y guardarla en mamilas en tu casa para que alimenten a tu bebé mientras tú no estás y en el trabajo puedes tomarte descansos para seguir sacándola (aunque ésta tendrás de desecharla).  Recuerda que la leche puede durar entre 6 y 8 horas en un recipiente cerrado sin refrigerar (hasta 25 grados), refrigerada entre 0 y 4 grados dura de 5 a 8 días, congelada (compartimento dentro del refrigerador) de 3 a 4 meses y en congelador separado a -19 grados, 6 meses.

Resultado de imagen para bebe sobre la piel

¿Estás por tener un bebé? ¡Ten en cuenta los siguientes puntos en el hospital!

  • Pide que te pongan a tu bebé en el pecho inmediatamente después de nacer para que sienta tu piel y comience a alimentarse en la próxima hora.
  • Alimentarlo siempre que el bebé lo pida (día y noche sin horarios). Esto se llama “a demanda”.  Para esto deberás pedir al hospital que lo dejen en tu habitación las 24 horas.
  • Pedir que no le den a tu bebé nada de fórmula ni de agua, salvo recomendación médica.

¡Te aseguro que los beneficios serán enormes!

Infórmate muy bien acerca de los cuidados que deberás tener para lograr una lactancia prolongada y placentera para ambos.  Investiga los cuidados recomendados para la piel del seno y para evitar infecciones.

Consulta fuentes confiables (puedes checar la página de la OMS) sobre los beneficios de NO continuar con leche de vaca después de la leche materna.  Te recomiendo ver el documental What the Health.