Si tienes hijos o convives con niños, sabrás que existen momentos en los que no hay otra alternativa más que inventarte algo para matar el tiempo con ellos. Con los siguientes juegos, los ayudarás a imaginar, a volverse más creativos, agilizarán su mente y aumentarán su vocabulario.

Algunos de los momentos que puedes aprovechar para jugarlos es mientras los bañas, cuando van en el coche, en el supermercado, en la sala de espera del doctor, en la fila del banco, durante un viaje o en cualquier ocasión que tengan un rato libre; así, los mantendrás entretenidos durante el tiempo que necesites y evitarás que estén pegados a los aparatos electrónicos.

Una de las ventajas es que podrán participar cuantas personas lo deseen, incluso sólo dos y se pueden adaptar a cualquier edad.

Resultado de imagen para niños creativos

Estos son algunos de ellos con sus reglas:

  1. De la A a la Z y de regreso.

    Cada quien deberá decir una palabra por orden alfabético y al llegar a la Z, harán lo mismo, pero de regreso. Debe realizarse lo más rápido posible y la única regla es que de regreso no se vale repetir ninguna palabra. Aquí es el momento en el que aprovechas para que se enteren de que hormiga va con h, serpiente con s y vaca con v…

  2. ¡Basta!

El primer jugador deberá repasar mentalmente el abecedario y mientras tanto otro grita: ¡basta! El primer jugador dirá la letra en la que se quedó, por ejemplo “C”; por turnos, cada participante comenzará a decir palabras con esa letra, lo más rápido que puedan hasta que ya no se les ocurran más, entonces, alguien deberá gritar “cambio” y comenzarán de nuevo con otra letra. En cuanto a las reglas, no se pueden repetir palabras y un mismo participante no podrá cambiar dos veces seguidas de letra.

  1. No digas “sí”, no digas “no”.

Se deben poner de acuerdo sobre quién será el que inicie el juego y los demás deberán lograr que esa persona pronuncie en voz alta “sí” o “no” para que pierda; habrá que platicarle o hacerle preguntas hasta lograr que caiga en la trampa, después cambian de jugador y vuelven a iniciar.

  1. Sí y no.

El jugador que inicie el juego deberá pensar en algo (tiene que ser una cosa, no se valen colores, sentimientos, etc.). Los demás participantes deberán hacerle preguntas hasta adivinar qué es y únicamente podrá responder “sí” o “no”. Por ejemplo: si piensas en un “helado”, te preguntarán: ¿se pone? ¿es un medio de transporte? ¿está en el baño? ¿se come? ¿es dulce? ¿es salado? ¿te gusta? etc.  Si contesta otra cosa que no sea “sí” o “no”, pierde.

  1. Sílabas finales.

El primer jugador dirá una palabra y el siguiente tendrá que decir una palabra que comience con la sílaba final de la palabra anterior; por ejemplo: el primer jugador dice “abeja”, el siguiente tendrá que decir algo con “ja” como “Jamaica”, el que sigue algo con “ca” como “carbón” y así sucesivamente.  Una variante para niños más pequeñitos es jugar utilizando la última letra, es decir, si el jugador dice “jabón”, tendrán que buscar una palabra que comience con “n” por ejemplo “niño”, posteriormente con “o” …

  1. Cuento de una palabra.

Se trata de inventar un cuento donde cada participante irá agregando solamente una palabra.  En su turno, cada jugador repetirá todo lo que se ha dicho.  Si la primera persona dice “un” y la segunda dice “un oso”, el que sigue podrá decir “un oso tragaba” y el siguiente: “un oso tragaba un” … ¡Pueden salir historias muy divertidas!

Resultado de imagen para niños creativos

Son juegos sencillos con los que podrán pasar un rato muy entretenidos mientras aprenden palabras nuevas. Pueden intentar cualquier variación que se les ocurra o inventar algún juego nuevo y compartirlo en los comentarios. ¡Les aseguro que el tiempo pasará mucho más rápido!