Alguna vez te has preguntado ¿por qué no puedes ser feliz? o ¿qué es lo que te impide ser feliz?.

Y si te dijera que el inconveniente no es el ambiente, sino tu manera de ver las cosas y que puedes modificar todo eso y ser feliz de múltiples formas ¿me creerías?.

Por mucho tiempo, al igual que tú, yo también me hacía montones de preguntas similares e intentaba buscar soluciones, pero cometía un error fatal…

 

Culpar a los demás de mi desdicha

Resultado de imagen para culpar

 

Nadie tiene la culpa de tus problemas ni de las cosas que te pasan. Por lo general, sin darte cuenta, tú eres el culpable de tus propios problemas y sólo en muy pocas ocasiones, alguien más es el culpable.

Los otros serán causantes de tu infelicidad si tú se los permites.

 

 

 

Aprende a ser feliz con lo que tienes y deja de buscarle la quinta pata al gato.

 

Estrategias para ser feliz:

 

Deja de darle tanta importancia a la opinión de los demás.

Cada cabeza es un mundo y cada mundo es diferente. Muchos te amarán por ser tal como eres y a la vez, habrá quienes te odien por la misma razón. Mi punto es, vive tu vida y crea una perspectiva de tu propia realidad y enfócate en ser así, como sólo tú quieres ser. Todos te dirán cómo debes ser según su punto de vista. Comienza por concentrarte en lo que quieres lograr y lo que realmente te importa.

Práctica la gratitud.

Ser agradecido o dar las gracias cuándo alguien te ayuda no está mal, es bueno agradecer. Dale gracias a Dios, al Universo, a la vida, ¡a todo¡ y cuando digo a todo no hablo necesariamente que lo grites a los cuatro vientos, sino que seas noble y que entiendas que en este mundo tan caótico cada día de vida es algo por el cual agradecer.

Existen miles y miles de posibilidades y supuestos en los que diariamente podrías perder la vida, y si no me crees, simplemente siéntate un día a ver las películas de “Destino Final” ¡uff!.

Practica la gratitud y el karma te lo recompensará.

Recuerda que no sólo se trata de agradecer por los favores, aprende a agradecer al Creador, al Universo o a lo que le tengas fe todos los días.

 Ayuda a otras personas.

Cuando ayudas a otros te sientes feliz ¿cierto?, entonces deberías practicar esta estrategia para ser feliz más seguido. En lo personal, me siento muy cómoda con esto, porque sé que, aunque a veces ni las gracias me dan, he sido buena y el karma me lo recompensará ayudándome cuando lo necesite en el futuro.

¿Ves ese anciano que necesita que le ayuden a cruzar la calle?… ¡hey ayúdalo!, algún día tú también serás viejo y necesitarás ayuda al igual que todos.  ¿Ves esa señora que anda buscando una dirección? acércate y si sabes dónde es, ayúdala; no la mandes a un lugar equivocado en broma, tal vez algún día tú también necesites ayuda. Esto no cambiará al mundo, pero un gesto amable siempre se agradece infinitamente.

Tener un buen corazón es el primer paso a una mejor vida. ¡Aprende!

 

Primero elige ser feliz y luego decide cómo serlo.

Suena loco lo sé, difícil de creer y realizar, pero es la clave para ser feliz. Yo estudié enfermería en mi país natal, República Dominicana; estando en el hospital, al ver a las personas más ancianas con cáncer o algún tipo de padecimiento, me di cuenta que a pesar del dolor, sólo querían disfrutar esos momentos que les quedaban de vida en paz y tranquilidad. Estoy convencida que puedes ser feliz si te enfocas en lo positivo de la vida e ignoras lo negativo.

¡Ser feliz no es difícil, tú mismo lo haces difícil!

No es difícil ser feliz, ya tienes las claves para empezar, ahora, ¡a ponerlos en práctica!.