¿Sales corriendo en la mañana? ¿Eres deportista, vegano o simplemente te cuesta trabajo llevar una dieta balanceada? ¡Asegura diario tus nutrientes con alguna de estas dos rápidas opciones!

Al tomar estos jugos en ayunas obtienes micronutrientes que se absorben rápidamente y le das a tu cuerpo un poderoso coctel que te llenará de energía y hará maravillas en ti.  Sólo checa esta lista de las propiedades que te aportará la combinación de ingredientes que contienen:

  • Antioxidantes, antiinflamatorios y alcalinizantes
  • Hidratantes y tonificantes
  • Son diuréticos y eliminan toxinas
  • Aceleran el metabolismo, mejoran la digestión y la circulación
  • Regulan la presión arterial y bajan el colesterol
  • Regeneran la flora intestinal, tejidos y células
  • Previenen y combaten algunos tipos de cáncer e inhiben formación de tumores
  • Fortalecen los sistemas inmunológico, nervioso, muscular, óseo, urinario, respiratorio, circulatorio, digestivo y glandular.
  • Limpian hígado, riñones y páncreas
  • Incrementan el rendimiento en deportistas
  • Previenen y combaten estreñimiento, diabetes, obesidad, anemia, artritis, alergias, aterosclerosis, hiper e hipoglucemia
  • Regulan el azúcar en la sangre ya que contienen carbohidratos de lenta absorción
  • Purifican y oxigenan la sangre
  • Previenen infartos y derrames cerebrales
  • Reducen dolores de artritis y gota

 

  1. Licuado rojo

La mezcla de 3 diferentes hojas verdes (puede ser espinaca, arúgula, berro, acelga, kale o lechuga)
– Si eres deportista o vegano puedes agregar 2 cucharadas de proteína: almendras, nueces, cacahuate, chía, linaza, crema de cacahuate en polvo (contiene menos grasa que la untable), semillas de girasol, una mezcla de todas ellas o la proteína en polvo que acostumbres tomar.

 

  1. Licuado verde

 

-Alga espirulina en polvo (para saber qué cantidad tomar checa mi artículo llamado “Mis Superfoods favoritos parte 2”)

-Puedes agregar también chía o linaza

Las cantidades son para una persona. De preferencia hazlos en licuadora ya que muchos extractores desechan la fibra.  Licúalos con 300 ml de agua para obtener un vaso de 500 ml aproximadamente o si lo prefieres también puedes hacerlos con leche de alpiste (checa los beneficios y la receta en “Mis Superfoods favoritos parte 2”) o agua de Jamaica (sin endulzar).  Licúa todo perfectamente y tómatelos enseguida.

Para que se te haga más fácil, te recomiendo tener todo lavado, desinfectado y cortado en recipientes en el refri calculando lo que vas a necesitar por semana, así en la mañana sólo lo licúas y ¡listo!

Realiza una rutina con ellos, por ejemplo: toma un día el rojo y otro el verde de lunes a viernes o tómalos alternados, pero durante los 10 primeros días de cada mes o un mes sí y otro no, o tres veces a la semana, etc.  La cuestión es que los incorpores a tu estilo de vida para que nunca te falten nutrientes.

Si tienes niños, puedes dárselos también a ellos, compra vasos muy chiquitos de colores para llamar su atención y, aunque es casi seguro que no les va a emocionar la idea, les estarás regalando un shot de salud y te quedarás tranquilo de mandarlos a la escuela bien nutridos y llenos de energía.

Y mi recomendación de siempre: si tienes alguna enfermedad o condición, investiga primero si puedes consumir todos estos ingredientes y si no, puedes sustituirlos por alguno que te beneficie. Ya sabes que puedes escribirme para cualquier duda o comentario. ¡A beber se ha dicho!